Nubes a la vista

Después de caminar con ansias de llegar al objetivo, ¡finalmente alcanzamos la famosa Puerta del Sol! Estamos por ver Machu Picchu por primera vez… ¡Pero no! Las nubes se han ocupado de obstruir la vista y no nos dejan apreciar esta maravilla.