Bajo la guía del Cóndor

Han elegido el ave sagrada que comunica el mundo superior (Hanan Pacha) con el mundo terrenal (Kay Pacha).

Debido a su destreza para sobrevolar hasta alturas de 5 mil metros sobre el nivel del mar, para los incas era el único animal que podía comunicarse con el mundo de los dioses y las estrellas.

¡El cóndor les ha hecho sumar 10 puntos!